Mi primera experiencia con Roto y Javier

Zoofilia | | 09 Nov 2017

No tengo ni idea ni porque me interese a ser follado por un perro, pero me interese, empece a devorar información en internet y ver vídeos y confieso tuve buenas erecciones y me pajee, no una si no varías veces, ver esa bola me impresionaba a la vez me causaba temor.

 

No tengo carencias sexuales afortunadamente me follan y follo soy bisexual si bien pase por todas las etapas de adolescente lo típico pajas en grupo y eso si más ya de joven hasta bien entrado de edad (maduro) solo chicas, dos matrimonios hetero sexual total, conocí una mujer mayor que yo y la tía sabía latín ella me introdujo en el ambiente swinger y comenzaron mis experiencias con tíos, hoy sigo siendo bisexual, sin embargo en estos últimos años voy más con tíos.

 

Ahí se me presentaba un dilema “el perro” vivo en un piso pequeño 45 mts2 y una terraza exterior aceptable, así que pensé acudir a un refugio de animales de mi ciudad llegado el caso, pero seguía teniendo el temor de la “bola” en los vídeos y relatos me parecía enorme, si bien todos, todas en sus relatos, se vanagloriaban de dicha sensación, la preguntas me hacía erás la típicas ¿y si no lo se retener? ¿y si se sale? ...etc en algunos relatos hablaban de ello y bueno me era sacar un conclusión aceptable me temor ¿y si me destroza el culo?...en fin.

 

Así que pensé voy a buscar un tío o tía que me inicie y puse un anuncio en una web de contactos de mi ciudad, veremos si contesta alguien, acabado de poner el anuncio, recibo un mail de un tío en donde se describe (ya prometía) y me hablaba de su perro, la verdad el mail muy bien redactado, educado, etc, ni corto ni perezoso le contesto y facilito mi número de teléfono debo decir que el vive a unos 75 kms de mi ciudad y me ofreció ir a su casa, cambiamos algún watshapp nos cruzamos alguna foto y decidimos vernos por Skype, el tipo me pareció bien parecido, hablamos y tal y quedamos que iría a su casa el sábado próximo.

 

Llegue a su ciudad y como quedamos en un bar para conocernos en persona si bien la onda ya era buena y ahí presencialmente se confirmo, tomamos unas cervezas y me dice bueno pues si quieres vamos a mi casa, mientras íbamos caminado me iba aleccionando sobre su perro y como debería de comportarme, tomamos el ascensor y el perro ya había olfateado a su amo así que cuando habría la puerta ahí estaba “el” y le dice mira ROTO te he traído un amigo, un perro bastardo de raza indeterminada, incapaz describir a que se parece, lo recogió de un refugio de animales, el perro nada más verme lo primero que hace es olerme mis partes, mientras le acaricio la cabeza, enseguida el muy cabrón mientras íbamos al salón empezó a olerme el culo y el muy cabrón me empujaba con su hocioco “este ya sabía iba tener fiesta” pense, nos sentamos en el sofá seguimos hablando de lo que íbamos hacer y como y sobre todo como él controlaría a su perro, en verdad me sentía seguro y confiando algo que ya me lo inspiro en nuestras conversaciones.

 

Se levanta y me dice te voy a dejar solo con el perro para que os conozcáis entre vosotros y me advirtió que el perro “ya sabía” joder!!!! latín sabía, jajajajajaja me di cuenta en su insistencia con su hocico sobre todo en mi culo, la verdad que ya estaba bien cachondo, así que como el me dijo me puse a jugar un poco con el perro pero al muy cabrón solo le interesaba mi culo venga a darme con el hocico y hasta se levanto sobre mi varias veces intentando someterme el cabrón, como pude me desnude y al verme así y de píe, sin demora empezó a lamerme la polla y huevos, pero el muy cabrón estaba por el culo enseguida se fue detrás a lamerlo y mi erección era brutal me apoye sobre la pared con las pierna abiertas y las manos sobre la pared y le deje me lamiera el culo de lo lindo joder!!!! que sensaciones tenía, bien distintas a la lengua de un tío o tía mientras me lamía el culo me estaba haciendo una paja mi polla estaba a reventar, pero el perro estaba claro que lo que quería era montarme y por varias veces intento doblegarme hechandose encima de mi con sus patas sobre mi cintura y dando vaivenes sobre la pierna dejando rastro de su excitación “gotitas” y Javier que no aparecía así que le llame, entra y nos ve yo contra la pared apoyando algo arqueado para facilitar a ROTO mi culo, en ese momento cuando entra Javier ya desnudo ROTO me estaba “follando” mi pierna y ya sentí su primer liquido, Javier dice “si que le has gustado a mi perro” y le digo ha debido notar lo cachondo que ya venía, ROTO pasaba de su amo jajajajaja, estaba por mi culo.

 

Ya habíamos hablado de lo que íbamos hacer, Javier se tumba en el suelo su polla ya estaba bien dura 19 cms de grueso rabo ummmmm, que se gasta el tipo yo me puse encima para hacernos un 69 ya me previno que bajara el culo para que no me montará el perro y así hice, nos estabamos mamando y el perro no dejaba de lamer mi culo vaya lenguetazos y sensaciones, nada que ver “a ver en tríos y estar chupando polla y me laman el culo lo he hecho muchas veces” pero os aseguro que una sensación como esta jamás, el perro de vez en cuando daba vueltas buscando mamar la polla e indistintamente como podía pasaba su lengua por la boca de Javier y mi rabo que al estar encima mi polla estaba hacía atrás y esos lenguetazos en la polla y huevos me hacían ver las estrellas jamás había tenido sensaciones así tan intensas, pero al perro lo que en verdad le interesaba era mi culo mientras lamia la polla a Javier la lengua del perro no dejaba de lamer mi culo yo estaba que no podía más eso si por varías veces el perro intento montarme pero cuando lo notaba bajaba el culo para que no entrara aún así un par de veces casi lo consigue y note su liquido en mi culo, casi sucumbo de la tentación y se lo levanto para que me insertara, otras me hizo algo de daño porque atinaba fuera y era como un pellizco, pero las dos veces que consiguió meter su punta, casi, casi le dejo que me follara ya tan excitado estaba y Javier no menos nos venimos en la boca casi simultáneamente, el perro que lo sintió empezó a lamernos la polla con su lengua iba a Javier, venía a mi hasta que me levante quedando la polla al aire de Javier y la mía unas veces se la lamía a Javier y otras a mi que sensaciones tan maravillosas y distintas.

 

La verdad estaba alucinado del perro y su polla según Javier sobre los 18 cms y unos 3 cms de gorda Javier me hizo tocarle la polla el perro seguía sacando gotitas de leche o ese liquido viscoso, le estaba haciendo una paja al perro y notaba como disfrutaba el perro, me dice Javier si quiero chuparle y le dijo no, no me atrevo tío así que Javier empezó hacerle una mamada, cuando el lo creyo conveniente me dijo, mira ponte perpendicular a mi en cuatro (a lo parrita) , con tu culo lo más cerca de mi cara y pones el culo en pompa las ganas que tenía de sentir ya en mi culo la polla del perro, si sentirme como una perra en celo que bien ya lo estaba “la idea era que así Javier podría controlar al perro sujetando la bola de forma de guiar la polla del perro y me follara más rato, “pero fallo”, llevaríamos así unos minutos pocos, y sentía como me follaba el perro con la ayuda de Javier cada vez que entraba la polla del perro en mi culo unas gotas desprendía lo que lubricaba aún más mi culo y fallo porque en uno de esos movimientos del perro con la pata piso la cara de Javier y este por el daño soltó la polla y él perro muy listo aprovecho su momento, me dio unas cuantas sacudidas en segundos y como ya tenía la polla dentro mi culo, empujo y ZAS!!!, toda dentro en poco tiempo puede que ni un minuto ya estabamos abotonados, su bola ya estaba hinchada dentro de mi culo !!!!!!!!joder!!!!!!!!!!!!ya era todo suyo, que sensación tan indescriptible, mi culo estaba lleno, como esa bola presionaba las paredes de mi culo, la sensación de plenitud, al principio si un poco de dolor, dolor rico que enseguida se transformo en un placer sublime, indescriptible, jamás alcanzado, mientras su bola presionaba las paredes de mi culo, ya estabamos culo con culo, e iba notando los chorreones de su leche como iban entrando en mi culo como bajaban hasta no se donde, Javier ya había cogido la cola del perro, la dejo para cogerle la pata y el se puso debajo mio y empezó a chuparme la polla joder!!!!!!!! estaba loco de placer, sentir esa inmensa bola dueña de mi culo, mi culo bien relleno esas continuas lechadas del perro que notaba como iban llenado mi culo y la chupada de Javier hicieron me volviese a correr como nunca me había corrido y digo bien nunca, a pesar de haberme corrido hacía unos minutos, seguí soltando leche que Javier tragaba con avaricia y glotonería, pero es que eso iba acompañado de como el perro se estaba corriendo dentro de mi culo no paraba y yo desde luego no quería lo hiciera, chille varias veces de placer inconfesable, casi al unisono Javier dejo de chuparme y el perro el mismo se soltó !!!!!joder!!!!! al salir la bola me dolió un poco me quede destrozado, pensamos que estaríamos sobre los 8 minutos abotonaos, de puro placer, roto, pero enseguida el perro se había vuelto y empezó a lamerme el culo yo ahí quieto era su puta perra, dejando me lamiera como si el perro supiera me había hecho daño lamía y lamía , cuando debió creer “ya esta bien” el perro se fue a un rincón y desde ahí nos miraba.

 

Me levante y notaba como iba saliendo su leche de mi culo ¿pero cuanta me había echado? El perro miraba y aún vino a lamerme y lamer lo que estaba por el suelo, cuando debió pensar “ya esta” se volvió a su sitio, iba hacía el baño y no dejaba de sentir como iba saliendo leche, estaba alucinado, muchos tíos se han corrido en mi culo y me gusta, algunos bien “lecheros” pero como ROTO este perro nunca, nunca.

 

En la ducha Javier vino ayudarme y hablamos sobre lo sucedido ya era tarde para comer me dice si quieres nos apañamos algo para comer en casa o mejor vamos aquí al lado y comemos algo, me vestí e ibamos en el ascensor bajando y le digo a Javier, tío me esta bajando leche aún y me explico es normal los perros al ir bombeando leche continuamente y por tiempo indeterminado llega muy profunda y a veces tarda en bajar toda, mientras ibamos al bar hablamos de lo sucedido y si me gusto, pues claro fueron sensaciones desconocidas y desde luego, súper bien placenteras, le pregunte si sabía cuanto media la bola de ROTO me dijo que intento varias veces medir su rabo y bola ya que cuando está fuera ya ha perdido “explendor” pero vamos “cree” que el rabo esta entre 18 a 19 cms, y unos 2,5 a 3 de gorda, la bola unos 21 a 23 circunferencia, osea que dentro de mi culo hubo unos 10 cms de grosor de puro placer. Hasta la fecha la polla más grande que follo mi culo fue un tiempo estuve liado con un tipo de Nambía 24 cms de rabo y 6 cms de ancho.

 

La idea inicial era que me bajaría el mismo día y comiendo me dice porque no te quedas en mi casa y te bajas mañana por la tarde, también me dijo que ROTO suele tarde unos dos días en estar en forma, el suele tener sexo con el unas dos veces o tres por semana no quiere agobiarlo el mismo se lo pide, así que acepte y me quede porque además Javier está muy bien de físico y rabo.

 

Le dije tío estoy roto mi culo esta reventado, no creo tenga ganas de que me follen más ni de follar ni de mamar, a ver normalmente cuando voy con un tipo pues a veces al poco ya me apetece más, sobre todo que me follen me lo trabajo y cuando se le pone dura le monto, pero ese día estaba lleno a rebosar, me dice no te preocupes lo entiendo se de que hablas no te preocupes “que se estar” nos vamos a pasear a tomar algo por la noche y tu duermes en la habitación “de invitados” y ROTO hasta dentro de dos días no hay perro, así fue, solo que a la hora de irnos a dormir sería sobre la una de la madrugada me dice ¿quieres que te de un masaje y dormirás mejo?...pero tío que te veo venir y la verdad es que no me apetecía sexo para nada, me deje hacer vaya joya de tío, alto bien parecido y buen rabo y unas manos que bueno, me embadurno de aceite, el muy cabrón sabía dar buenos masajes, tanto así que me quede dormido como un angelito nunca mejor dicho.

 

Lo que sucedió ese domingo ya estaba mucho mejor relajado, tranquilo vamos bien Javier ya estaba levantado hacía un rato, desayunamos y le dije ven acercate empece acariciar su polla por encima del pantalón del pijama y enseguida se le puso dura, me recline y le regale una mamada recreandome en el capullo que eso me encanta el tipo estaba excitado así que no tardo en venirse encima, me aviso me retire y me lleno la cara y pecho de leche rica y espesa, cuando ya salio toda volví a lamerle el capullo hasta dejarselo bien limpito, pasamos un buen domingo de caricias, mamadas y folleteo el quiso que lo follara el menos una vez pero el me follo cuatro una delicia sentarme sobre su polla o me levantara las piernas sobre sus hombros, a RATO lo dejo en la terraza de vez en cuando le oíamos gemir, pero no intervino. Hemos quedado en vernos otra vez ¿me buscare perro?

 

 

Espero os guste este relato y pueda servir a hombres o mujeres quieran dar este paso, y si encontráis alguien os guie mejor, de todas formas no hay que temer quedarse abotonao solo tener algo de paciencia, el perro sabe muy bien cuando salir.  

Comentarios


No hay Comentarios

Dejar Comentarios


Top