Yurena 16

Transexuales | | 09 Jun 2017

YURENA ? 16

 

Me arrodille ante ellos y comencé a acariciar sus penes para ponerlos en disposición de trabajo, mientras me comía uno, con las manos pajeaba a dos más los otros dos restantes aprovechaban para acariciarme el culo y mi coño, cuando me sentí completamente mojada me senté sobre uno de ellos, penetrándome con su pene que era de muy buen tamaño mi recién estrenado coño, me inclinaba hacia adelante para facilitar que un segundo me penetrase en culo, otro me la metía por la boca y los otros dos les hacia una paja, así se iban turnando cuando llego el turno del negro,  en realidad tuve miedo, al metérmelo por mi coño sentí que toda mi vagina se abrazaba a su pene y no lo dejaba salir el insistía en empujar cada vez con más fuerza, notaba que la punta de su pene tocaba el cuello de mi útero yo ya estaba tan excitada que les pedí que se descargaran sobre mi llenando mi cara y mis pechos con tan maravillosa simiente, alguna me caía en la boca y yo tragaba deseosa de placer aquel maravilloso néctar, cuando ya se había descargado me llenaron todo mi cuerpo con sus meadas, aquella sesión duro casi tres horas, al terminar, nos duchamos todos juntos nos vestimos y cada uno se fue por donde había venido.

Yo me retire a mi casa, esa noche recibí un mensaje de Maurice indicándome que revisase mi cuenta corriente, al día siguiente fui al banco, había un ingreso de 50.000?. Desde que me había convertido en una mujer, tenía una sesión de ese tipo al mes lo que me suponía otros 50 mil.

Permanecí en esa actividad durante 10 meses, un día Maurice me llamo citándome en el sitio de siempre. Cenamos y nos retiramos a mi casa, hicimos el amor y al hacerlo me dijo.

-          Yurena, hoy te quedaras embarazada, y a partir de ahora esa actividad queda suprimida, no quiero que la madre de mis hijos se habrá de piernas si no es para quedarse embarazada, pasare todas las semanas por casa para hacer el amor contigo y ver como tu vientre se hincha con el embarazo.

-          Pero Maurice, yo te quiero pero quiero que me digas en realidad quien eres.

-          Yo soy el que desde que te quedaste sola, ha estado viviendo en tu mente, del que te has enamorado y el padre de tus hijos que no te dejare.

Efectivamente, me quede embarazada ese mismo día, mi vientre crecía mes a mes, me encontraba fea y deforme, pero él me seguía amando, mis pechos rezumaban calostro mojando todos mis sujetadores. Al llegar el día del parto, el estaba a mi lado, parí un varón de 4 kilos. Tras unos meses de postparto me volví a quedar embarazada, esa vez de una niña. A Maurice le di 8 hijos con una diferencia de edades de apenas 12 meses entre ellos. Mi figura sigue siendo la de una mujer de 36 años, con unos pechos hermosos y unas medidas de campeonato, soy feliz y aunque Maurice no está conmigo, me visita todas las semanas y hacemos el amor siempre que viene

Comentarios


No hay Comentarios

Dejar Comentarios


Top